Colectivo de Comunicación Alternativa

Ante la incertidumbre de la paz con justicia social, renace la esperanza

La paz se hace de abajo hacia arriba, desde los territorios.

Colombia viene en un proceso de implementación del Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y la FARC, convertida hoy en partido político, y en negociaciones de paz con el ELN.

En cuanto a la implementación existe incumplimiento por parte del Gobierno, algo poco conocido por parte de la población. Por otro lado, el extraño caso que han levantado con el proceso judicial contra Jesús Santrich, donde se le acusa de intentar traficar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos, ha incrementado la incertidumbre sobre el proceso de Paz.

Sin embargo, ante éste panorama se siguen levantando las voces de sectores claves en lógica de respaldar la implementación de Paz territorial, como es la Iglesia católica; quien recientemente ha realizado un encuentro nacional donde reflexionaron sobre su papel en la construcción de Paz. 

El objetivo de estos encuentros está enmarcado en la tarea permanente de la Iglesia. La paz se hace de abajo hacia arriba, desde los territorios.  En el momento preocupa lo que está ocurriendo, los pasos que se han dado, muchos quisieran anularlos o echarlos hacia atrás, en materia de diálogo, de paz y de desmonte del conflicto armado, no se puede dar paso atrás, cuando se comienza hay que avanzar”, indicó monseñor Darío de Jesús Monsalve:

Es importante destacar el esfuerzo de parte de este sector de pensarse los desafíos y asumir su capacidad de convocatoria, gestando espacios de pedagogía, de incidencia, de reconciliación y acompañamiento a las comunidades vulneradas y que siguen siendo estigmatizadas producto de la persecución y víctimas de asesinatos.

Así mismo, otro sector importante que se ha pronunciado es el de mujeres, quienes recientemente realizaron en la ciudad de Palmira un encuentro que se denominó “Mujer y construcción de Paz”. Muchas lideresas asistieron a éste espacio, algunas de ellas como invitadas y panelistas socializaron sus experiencias en territorios donde vienen haciendo defensa ante diferentes megaproyectos mineros y energéticos que se han querido introducir a toda costa en sectores como el norte del Cauca, el sur del Valle del Cauca y el Pacífico.

“El territorio es vida, la vida no se vende; se defiende y se protege”, manifestó una de las mujeres que hace parte del grupo de Francia Márquez, ganadora del premio Nobel ambiental.

Muchas de las presentes concluyen que hay que seguir apostando por la paz, pero que se debe propender por que haya justicia social y se debe seguir protegiendo y defendiendo el territorio.

Ante este panorama me pregunto: ¿qué enfoque de paz tiene la institucionalidad?, ¿cuál tienen las comunidades y organizaciones de base?, ¿cómo aportar para seguir sumando esfuerzos y articulando procesos? Si bien darle respuesta desde la praxis no es tan fácil, aunque soy defensora de que no es imposible, surge la esperanza en estos grupos poblacionales que siguen apostándole a promover la cultura de paz, la justicia social y el cuidado de la casa común.

Por: Luz Emilse Romero / Foto: REMAP

Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget